Gecko Turner

El cuarto disco de Gecko Turner es un maravilloso viaje. Una vida de trotamundos y la oportunidad de compartir experiencias con músicos de orígenes remotos son seguramente la razón de la exuberancia mundialista de este album.
Así que la banda es de lujo, (con la presencia en la mayoría de los temas del guitarrista Rafa Prieto y el bajista Dr. Robelto, que vertebra con su fender bass el rotundo sonido de la Afrobeatnik Orchestra), y ha contado con músicos de Texas, de Nigeria, de Brasil, de Cuba, de Guinea, de Inglaterra y de Extremadura, arropando lo que en su día Gecko definió como “mi soniquete”. Y sin embargo, a pesar de tantos sabores, en ningún momento el disco deja de sonar a Gecko Turner, a esa muy personal manera de hacer Soul lejos de la ortodoxia.
Las canciones transitan por las fronteras de un espacio imaginario, ese “sur imaginario” que se encuentra en la ribera del mississipesco Guadiana, tiene capital en el sur de EEUU y limita con Nigeria, Brasil, Jamaica, Cuba y el Harlem latino. En ese espacio imaginario viven también sin apreturas los espíritus de Coltrane y Lou Reed, que aparecen ufanos en algunos temas, sobre todo en los dos que cierran el disco.
“That Place By The Thing With The Cool Name” no es solo un gran título, es sobre todo un disco apabullante hecho con la humildad que solo los muy grandes tienen.

Lo puedes encontrar en :

siguenos en Twitter siguenos en facebook